Llegabas por el sendero …

enero 8, 2012

La milonga más triste que nunca haya sido cantada, es la Milonga Triste. Una tristeza completa, sin esperanza y sin salida, melancolía infinita e infinitamente romántica, abandono total a la derrota, el placer de hundir en una emoción tan completa como devastadora. Sebastian Piana puso la música, y ya es mucho. Mercedes Simone puso la cara, por lo menos en sus tiempos. Pero el gran culpable es  Homero Manzi, el increíble Homero Manzi, el mismo culpable que en Malena o en Sur hizo que, como muchos otros letristas de tango, “a la gente le duela su dolor”. Muchos son los que luego han empeorado la situación, cargando más las tintas hasta dejar que ésta melodía te traspase el cuerpo cada vez un poco más. Hasta llegar a Hugo Díaz, el siempre más grande Hugo Díaz, que llora su milonga triste dentro del lamento de su armónica. Total, poco recomendable tocar este tema en público, si eres un poco sensible, y no tienes gafas de sol. La muerte de la amada. Quizás un amor no devuelto, pero siempre amor. Ausencia, y el sonar de las campanas. La luna se cae en el agua, y las estrellas se quedan solas. No queda duda, en las letras como en los libros, que la milonga triste canta la muerte del ser querido que daba luz a la vida. Ahora, hay matices. Un beso que se enfrenta a una mano que castiga, y un camino de vuelta solitario. Y remordimiento, después de haber querido su rubor, en un sendero. Los ojos negros se cierran, de forma imprevisible y rápida, y sin dar demasiadas explicaciones. El amor todo lo puede, la vida como la muerte. No es necesario interpretarlo todo, no vamos a saber que pasó en aquel sendero donde un beso encontró castigo, y que vio a un hombre volver solo. Pero queda la duda que no sea el canto de un amor por una muerte, sino de una muerte por un amor. No es necesario interpretarlo todo también porque hoy en día, en plena reglamentación moral (a menudo integrista y un pelín de fachada), hay temas que se echan al destierro y al olvido, porque lo que es malo ni se puede mencionar. Dejando aparte interpretaciones a lo mejor mas difíciles de sostener (también se ha propuesto que trenzas y delantal puedan ser los de una madre), queda la duda de que la tristeza de la milonga triste sea tan dura y completa, porque lleva en sí misma no solamente la desdicha de la soledad, sino también la maldición de una culpa.

***

Gracias a Eduardo Vigo para llamar la atención sobre las posibles diferentes interpretaciones de estas letras.

About these ads

5 comentarios to “Llegabas por el sendero …”

  1. NOCTAMBULA Dice:

    Milonga Triste…. delantal y trenzas, no es una madre, es una niña.
    Parecen recuerdos de un amor pueril, de besos robados, de rubores, que llora la ausencia del amor vivido y ya perdido.
    Pero…. ” me trencé remordimientos”, “tristeza de haber querido tu rubor en un sendero” oscure todo y creo que de parecer un gran amor pasa a ser una relación obligada, robada y violenta.
    Creo que se trata de una violación y muerte.

    • Eduardo Vigo Dice:

      Lo mágico de la canción es la atmósfera que lo envuelve, el sendero, la luna y te lo estás imaginándolo al son de una milonga campera, que es casi como una marcha fúnebre.
      Y lo bonito también es que el autor no deja explícito que ocurrió, con lo que lleva más riqueza y un día te podrá parecer una cosa y otro día otra.
      Lo que no estoy de acuerdo es en que hubo violación. No tendría sentido decir castigo me dio tu mano. No te va dar un bofetón después de estar muerta y al personaje no se le va a quedar en su mente esa torta insignificante después de lo cometido.
      Además no me imagino a Homero Manzi que es un autor que se pone en primera persona haga un canto a un violador. Me trencé remordimentos… Dudo que los tengan los violadores.
      Puede que hubo un forcejeo, puede que ocurriera un accidente, una mala caída o puede que muriese poco después o pocos días después por causas no descritas y el personaje tuviese un remordimiento de haber sido ese su último recuerdo, o puede que la matase en un acaloramiento, pero no comparto lo de la violación.
      Que fuese niña o no, creo que eso no es trascendente. Al besar su boca fresca… Yo más bien me inclino por una muchacha joven, pero no una niña, ya que andaba sola por un sendero e iba con delantal.

  2. E Bruner Dice:

    Esta historia me recuerda dos canciones italianas bastante famosas. La primera, un tema que ya tiene casi medio siglo y se puede decir es parte de la canción romana, habla de un hombre que mata a su amante cuando, en nochevieja, ella le dice que se acabó. La entierra debajo de las dunas en la playa, y se va sin mirar atrás. Lo cuenta cuatro años después, diciendo que no se arrepiente, y que vuelve a menudo a aquella playa, pero sólo es para mirar el mar. Es raro como, hoy en día, una canción así, que tanta desesperación esconde, pueda dar apuro en cantarla en publico, para no sentirse tachado de machista en unos tiempos que han cambiado más de forma que de contenido.

    La segunda es una de las canciones más tristes y románticas de la canción italiana. Habla de una mujer que siempre ha vivido sola, sin el placer o la esperanza de un amor, hasta que un día un príncipe llama a su puerta, y ella vive el día más feliz de toda su vida. Pero era su último día, y volviendo a casa muere cayendo al río. La canción se inspiró en un hecho real de los años sesenta, donde no había príncipes ni amor, sino solo una prostituta de dieciséis años, encontrada muerta una mañana en la orilla de un río. Es la canción de Marinella …

  3. NOCTAMBULA Dice:

    Por un momento creí que mi visión de ser una violación era una barbaridad, pero acabo de pinchar en Milonga Triste (para volver a leer la letra) y veo que abajo hay varias opiniones que han opinado como yo…menos mal, me tranquiliza.
    Bueno niña no quiero decir por pequeña, niña lo digo por inocente.
    “Mis labios te hicieron daño al besar tu boca fresca” es que hubo violencia. “castigo me dió tu mano” es que hubo forcejeo “me trencé remordimientos” es que se arrepiente porque la amaba y la sigue amando, no es un psicópata violador, es un no saber aceptar un NO, un conmigo o con nadie o la mate porque era mia.

  4. Raquel Dice:

    Yo veo un amor romántico por una jovencita a la que trató de “asaltar” en un camino porque estaba completamente enamorado, pero fue rechazado por ella: ” Volví por caminos blancos, volví sin poder llegar”.

    No queda clara la causa de la muerte, no creo que fuera él quien la matara. Yo entiendo que ella murió por causas desconocidas.

    Le queda la tristeza de lo que él quiso que fuera y no fue, porque su amada desapareció repentinamente: “Volví por caminos viejos, volví sin poder llegar”.

    Y se sintió tan solo que compartió la “soledad de las estrellas”.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: