En sus brazos

abril 22, 2011

La energía siempre nace de diferencias de potenciales. En física, en química, en el arte … Dos fuerzas intentan llegar a un equilibrio, y ésto genera energía. Pero si éste equilibrio se alcanza, la energía se acaba. En cambio si éste equilibrio nunca se llega a cumplir, la energía sigue fluyendo libre y espontanea, a veces incontrolada, indomable, arrastrando en su camino cualquier intento de detenerla. Así es el tango. Contraste social, histórico, cultural, pero sobre todo contraste entre un hombre y una mujer. O a veces entre una mujer y un hombre. En tiempos de experimentación de género y búsqueda de alternativas, más bien podemos decir contraste entre dos almas. El tango nace y vive por contrastes, el cerebro y el corazón, el odio y el amor, la templanza y la visceralidad … Los cuerpos a la vez se buscan y se rechazan. Imanes enloquecidos que en su locura producen una persecución infinita, una caza que continuamente confunde entre si presas y cazadores, donde la energía se trasforma de forma irreversible, y por esto en cada final algo nunca volverá a ser como en su principio. El tango tiene sus raices en una asimetría profunda entre géneros, masculino y femenino, nace de las diferencias sociales y emocionales entre hombres y mujeres, sus formas de sentir y de comunicar. Diferencias que pueden generar tensiones. Tensiones que pueden generar energía. Energía que puede generar tango. Si no hay diferencias, no hay energía. Pero cuando hay energía, ¡ay amigos!, hay todo.

(En tus brazos – cortometraje)

Anuncios

El gonzo pasa

abril 18, 2011

Hay versiones y versiones … Una versión musical es una idea alternativa, una forma diferente de contar, de representar, una perspectiva ajena de un mensaje escrito por otros. A veces no funcionan, porque entran en comparaciones imposibles. En otros casos consiguen llegar en el alma de una canción o composición hasta mejor de lo que han podido hacer sus propios creadores. Quizás a menudo solo quieren ser copia de algo, y como copia evidentemente no son ni necesarias ni interesantes. Desde luego las copias no añaden nada, sino una excusa para pasar un buen rato. Hay casos en los cuales versionar un tema profundamente, hasta cambiarlo, es un requisito de marketing para venderlo a una cierta parte de la sociedad, una operación de cirugía estética para adaptar rasgos y formas a un cierto perfil del cliente. En casos extremos, hay que cambiar hasta el contexto para que el producto se venda. Un tema folclórico andino casi desconocido a la cultura occidental puede llegar a representar la banda sonora de una época si lo cantan en ingles dos chicos de Nueva York. Claro, el riesgo es que al final los demás ni sepan que originariamente era un tema folclórico andino … Pero hay versiones y versiones, y también entre los gringos hay quien cuida los detalles y no olvida juntar una quena a su canto, ante los valles de la montana vieja … Here comes Gonzo, the Great!

Ethnos

abril 3, 2011

Desde siempre los grupos humanos han dividido la población del planeta en dos bandos: “nosotros” y “los otros”. Esta perspectiva tiene raíces que nos llegan en el alma y en el corazón, caracterizando cualquiera actividad cultural, desde la política hasta la religión, y por supuesto la música. Lo que unos llaman “música clásica” los otros la llaman “música folclórica”. Lo que es tradicional para algunos, es exótico para los demás. El termino “música del mundo” ha sido utilizado para romper los confines geográficos, pero siempre me ha parecido que en sí mismo ésta definición no tiene mucho sentido. Antes de todo es un termino muy general, un cajón que incluye demasiado y no ayuda a definir nada. Además conlleva también acepciones sociales de hermandad y solidaridad que van mucho más allá del contexto musical. Pero sobre todo aproximaciones que  mezclan y unen realidades lejanas a menudo llevan a homogeneizar, quitando importancia a las diferencias, que son el verdadero valor de la cultura humana. También se utiliza mucho la palabra “música folclórica”, que en mi opinión tiene el problema contrario: significa una cosa diferente en cada cultura diferente. Creo que el termino “música étnica” siga siendo la forma más completa de describir las variaciones musicales asociadas al contexto cultural de un pueblo. Un grupo étnico, o etnia, es una población caracterizada por una genealogía compartida, y un camino histórico común. Recorridos biológicos y culturales, que han llevado a un resultado especifico a lo largo del tiempo. Estos recorridos musicales se enlazan con las costumbres, la religión, el idioma, la relación con un ambiente natural especifico. La música se vuelve expresión de ésta historia genética y cultural, la cuenta, y a la vez en ésta misma historia influye, reforzando sus caracteres y enlaces . Ethnos quiere decir “pueblo”, y desde las montañas andinas hasta las orillas del mediterráneo lo que se intenta vivir y contar a través de la música étnica, con sus valores y sus emociones, es nada más que la historia de sus pueblos.