Roma, tarareada …

octubre 11, 2011

Piazza Vittorio, Roma, la plaza de los otros, los romanos recientes, los que vienen y a menudo no saben donde  irse, entre los olores  del mediterráneo, los colores del oriente, y las miradas de los pueblos del mundo. Piazza Vittorio es mercado, inmigración, aislamiento entre la mezcla total. Rayas en el mar, orilla tras orilla, hasta quedarse atrapados en las redes de la vida. Pizza Vittorio es el gran trastero de una estación de trenes, negocio de vidas y de esperanzas. Y desde luego, centro cósmico de biodiversidad musical. Y su orquesta, la Orchestra di Piazza Vittorio, canta la música del mundo ahí en aquella misma ciudad que del mundo tenia que ser cabeza. Poco queda en la vida de los migrantes de aquel romanticismo viajero y sin tierra de hombres sin raíces que surcan mares y experiencias. Y poco queda de la Roma caput mundi, fragmentos sueltos y casi ya olvidados de mil culturas entre  recuerdos de películas y las tardes rojizas de los otoños templados. Pero quizás merece la pena buscar, por lo menos lo que todavía se queda escondido, o solo a la espera de voces nuevas que canten la nueva historia de la ciudad. Tarareándola en los mil idiomas de Piazza Vittorio, y con una quena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: