Quenas del otromundo

junio 4, 2012

Cuando una cultura sale de su entorno natural, fuera de aquel mundo que la ha generado y moldeado, puede enfrentarse a destinos muy diferentes. Puede chocar con fuerza contra una realidad ajena e incompatible. Puede perderse y diluirse, o incluso hasta olvidarse. O puede transformarse, evolucionar, a veces perdiendo sus raíces, a veces desarrollándolas más fuertes y más completas. En un mundo donde la mezcla es un proceso imparable y desbordante, merece la pena saber cuándo y cómo se da un caso, y cuando otro. La quena está quizás representada en su espíritu indio por Mariano Uña Ramos. Su canto lleva el olor del viento del altiplano, los cuentos de las hojas que ha acariciado en su camino, el color de la nubes de sus cielos infinitos. Su quena te lleva por los bosques, por las sendas, por los pueblos, con la suavidad del recuerdo, y de una sonrisa. En cambio el alma más impulsiva y rebelde de la quena ha encontrado su voz más franca probablemente en la técnica incisiva y precisa de Raymond Thevenot. Su quena genera cascadas de rayos e infinitos  laberintos ordenados, perfectamente estructurados en  redes de vibraciones sin solución de continuidad, con una precisión severa que dibuja una emoción limpia y controlada, humildemente perfecta. Corazón y mente, dos órganos indispensables, el uno para el otro, y ambos para el todo.  Uña Ramos, el gran chaman de la quena, nace en Argentina, viene de las quebradas áridas, pero su blanca melena ha contado a todo el mundo su canto indio desde París,  cumbre absoluta de la cultura europea. Raymond Thevenot, el gran maestro de la quena, nace en Suiza, viene de los conservatorios clásicos, pero con su afán investigador ha glorificado la cultura sudamericana desde Lima, epicentro de la historia andina.  Corazón y mente, espíritu y estructura, madera y método, Sudamérica y Europa más allá de la historia, se integran en la madera de la quena, síntesis entre dos otrosmundos, que se completan uno con el otro. El viento no sabe de confines, y sólo habla el idioma de las hojas, de los montes, y de las olas del mar.

***

Recientemente Incahuasi ha publicado un post sobre Grandes Quenistas. Quiero aprovechar ésta ocasión para agradecerle la increíble labor de divulgación que continuamente lleva adelante en su blog, una referencia inagotable y sincera para los que buscamos nuestras emociones en la cultura de la música sudamericana.

2 comentarios to “Quenas del otromundo”

  1. henry Says:

    Es muy cierto , siguiendo el camino del tiempo labrado por estas dos influencias , la del sentimiento que nace del alma y la técnica que es fruto de horas de practica ,nos encontramos con un quenista un joven que supo mezclar en cada interpretación estas dos tendencias su nombre ARTURO FLORES MIRANDA (Q.D)

  2. brunolug Says:

    Con respeto a la universalidad de este instrumento y a la identidad del que la toca, la quena permite los dos, solo deseo que siempre dura así.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: