Señoras y señores

julio 19, 2012

El tango representa el resultado de un antagonismo entre los sexos. Con sus diferencias, hombre y mujer se buscan y se rechazan, se enfrentan y se completan. Papeles diferentes, que al momento de unirse generan una diferencia de potencial, motor físico y psíquico del tango. El tango nace desde éstas diferencias, que se contraponen y que a la vez se complementan. El encuentro, entre desafió y complicidad, empieza con el cabeceo, un reconocimiento a dos partes, bidireccional, donde ambos a la vez aceptan y comparten una decisión sin que los demás necesariamente se enteren (aunque luego por caballería sea el hombre que, a trato ya hecho en secreto, lo haga manifiesto). Claro, todo ésto requiere un papel solido, claro, y coherente. Si falta éste equilibrio, se rompe ésta dinámica fina y delicada, que es el juego del tango. Desafortunadamente y con cierta frecuencia hoy en día se puede notar otra asimetría en la estructura de los dos géneros, que lleva muy lejos de aquel teórico marco emocional. Los hombres suelen ser menos, con lo cual todos los hombres bailan mientras que unas cuantas mujeres “planchan” las sillas. Los hombres suelen ser más mayores que las mujeres, y a menudo con un nivel de baile menos sofisticado. También suelen ser menos cuidados con formas e indumentarias. Y quizás en las milongas más en los hombres que en las mujeres se puede encontrar cierta actitud poco afín al baile y más relacionada con el relacionarse, que tantos problemas crea al tango y a sus verdaderos aficionados. La guinda viene cuando añadimos quien es que decide quien baila y con quien baila quien: los hombres. Es decir, aquella parte minoritaria pero de mayor edad, menos capaz en el baile, y menos cuidadosa en las formas, decide el destino de una noche de tango de la parte que es en mayoría, más joven, más preparada, y más respetuosa. Así no puede funcionar bien. Evidentemente hablamos de “tendencia”, de promedios, de un fenómeno general, con todas sus muchas y agradecidas excepciones, y además claramente asociado a experiencias personales. Pero el resultado es bastante patente y una noche de milonga, que para un hombre siempre más o menos tiene provecho, para una mujer frecuentemente se transforma en una aburrida agonía. Y si la realidad no se conforma a la teoría, hay necesariamente que arreglarlo con ajustes apropiados. En éste caso hay pocos remedios: las mujeres tienen que poder elegir sus noches de tango, es decir rechazar con cortesía pero sin sentido de culpa las invitaciones que no compensan, y a la vez proponer ellas mismas invitaciones al baile. Esto sí, con el mismo respeto que se exige a los hombres, y que requiere el juego del tango.

Guitarra, 1960

julio 12, 2012

Hey, Woody Guthrie, but I know that you know
All the things that I’m a-sayin’ an’ a-many times more
I’m a-singin’ you the song, but I can’t sing enough
’Cause there’s not many men that done the things that you’ve done.

La Malinche

julio 4, 2012

Promocionar música en pasado era una tarea complicada por la falta de medios técnicos. Hoy en día el problema es inverso: demasiada masificación, e intereses económicos mortalmente vinculados a las reglas del mercado y de los caprichos de la multitud. Si promocionar música se supone quiere decir proponer y proporcionar cultura al publico, ahora el contexto económico ha cambiado el sentido del flujo, y es el publico que exige sus vicios y sus adicciones al negocio musical, que en lugar de promocionar cultura se limita a aprovechar pecuniariamente de la falta de la misma. Hay alternativas. José Miguel Sebastián nos habla de su empresa de promoción musical, “La Malinche”

Que es La Malinche?

La Malinche es un personaje histórico de México. Es una indígena que se convierte en la traductora y después amante de Hernán Cortés, con la que tendrá un hijo. Es un personaje controvertido, amado y odiado en México, y el aspecto que más me interesó, además de la fuerza del nombre, es el de estar considerada la madre del mestizaje, algo también fundamental en el mundo musical, donde la mezcla y la fusión de los estilos y las culturas es lo que lo hacen evolucionar. La Malinche Producciones, es un punto de encuentro para los aficionados, los programadores, los técnicos, la prensa especializada y los artistas, desde donde se pretender dar un nuevo enfoque a la realidad de la música en nuestros días, en la que tenemos que tener presente la situación socio-económica, la escasez de recursos públicos para la cultura y la necesidad de búsqueda de nuevos planteamientos, donde el trabajo y la presencia de todos los actores del sector debe ser mucho más activa.

Como se promociona éste tipo de cultura en la sociedad?

Producimos conciertos, representamos artistas de una forma cercana y transparente, realizamos labores de difusión y comunicación a través de medios convencionales, medios en Internet y redes sociales y apoyamos a los artistas con la venta de su material discográfico a través de Discos La Malinche, donde además del material de los artistas de La Malinche se dispone de un amplio catálogo de discos en stock en oferta.

Que proyectos estáis proponiendo ahora?

Entre los artistas nacionales e internacionales tenemos a Susana Raya, Pierre Dørge & The New Jungle Orchestra, Douglas Aguiar, Jesús Parra, Bluedays, Odradec Trio. Xavi Lozano, Bufa & Sons, Marcela Ferrari, Caracol Andador, Elio Villafranca, Jorge Retamoza, 37 Grados Quartet, Hernán Hock Quintet, Los Eléctricos, Flavia-N, Tango Jazz Quartet, Juanma Barroso, Josetxo Goia-Aribe, Juan San Martín Cuarteto, Amparo García-Otero, La Bejazz, MBM , David Copper, Víctor Prieto, Georvis Pico Quintet, Rainer Seiferth & 8 Hertzios, Roxana Río, Gorka Hermosa, Igor Prochazka Trio, El Kilombo Tango, Concertango. Blanca Altable & Chuchi2, Sons d´Cabiella, Kéltiber, Sólo Para Locos, Compañía de Folklore Imaginario, Tommy Caggiani, Noam Vazana …  y otros que día a día se van sumando a la familia de la Malinche. Hay diversidad de estilos, pues nos guiamos más por las sensaciones que transmiten los artistas que por las etiquetas.

Cuales los problemas principales de quien trabaja en este sector?

Los problemas generales para el sector y si me apuras, para todas las manifestaciones artísticas, es la falta de conciencia de la sociedad de que la cultura es un bien necesario y muy positivo para el desarrollo adecuado de las personas y que debe de estar al alcance de todos. En particular la música, tanto por su capacidad de fusión y de integración de intérpretes de distintas procedencias, como por ser una puerta directa de acercamiento y conocimiento para el público de otros pueblos distantes, es un bien enriquecedor a salvaguardar. Y si bien no todo tienen que ser subvenciones y ayudas, lo que si que se echa en falta es la colaboración y el apoyo de nuestros organismos, que en muchas ocasiones ponen trabas y dificultan el nacimiento o el desarrollo de manifestaciones musicales.

***