Yōkoso

noviembre 27, 2012

Con cierta satisfacción por fin doy la bienvenida a un miembro más de la familia: al lado de quenas sudamericanas y bansuris indios, llega a mi equipo de instrumentos de viento un shakuhachi japonés. Viene desde Mejiro, en Tokio, una tiendecilla anónima de pocos metros que esconde raíces largas como siglos, núcleo de tradición de músicos y de lutieres, referencia internacional de una cultura tan antigua como aislada, y hoy en día peligrosamente cercana al olvido. La megalópolis ha digerido el pasado encajonándolo a veces sin mucha coherencia con un presente diferente, ajeno, e híbrido. En Tokio, donde los asombrosos rascacielos quedan protegidos por una infinita barrera de casuchas amontonadas en un perfecto orden caótico, lindo y aturrullado, y una impenetrable telaraña de cables eléctricos envuelve una vida frenética de neones y grandes almacenes, la cultura es pop, y la música tradicional son los Beatles. El tokiota promedio nunca ha escuchado un concierto de shakuhachi, y la palabra hoy en día se asocia sobre todo a alusiones sexuales que muy poco tienen a que ver con el canto del viento. Instrumento con una historia evolutiva bastante compleja, entre monjes vagabundos, sectas religiosas, samuráis sin espadas, y rituales milenarios, tiene hoy más y más perspectivas en los Países occidentales, entre quien valora la potencialidad de sus colores musicales y quien se pierde en sus capacidades psicológicas y meditativas. En esta búsqueda de mezcla y de contaminación, nosotros los europeos creo que hemos ido ganando, recibiendo más calidad y valores de los que hemos exportado. En estos años el baricentro cultural del shakuhachi ha estado en Colorado, y desde ahora éste instrumento también ha echado una semilla más: en Burgos.

***

3 comentarios to “Yōkoso”

  1. Emiliano Bruner Says:

    Sobre Japón y cultura japonesa, acabo de encontrar éstos dos blogs, muy buenos:

    Old Photos of Japan:
    http://www.oldphotosjapan.com/en/
    (las fotos son realmente buenísimas!)

    Japón en una taza de té:
    http://japonenunatazadete.wordpress.com/


  2. Hola Emi, gracias por compartir tus notas, como siempre muy buenas!

  3. Emiliano Bruner Says:

    Gracias Ángel, sabes cuanto valoro tu opinión!
    Entre los muchos vídeos y tutoriales que se pueden encontrar en la red cuelgo aquì ésta breve demostración, porqué me parece que proporciona de forma muy completa y sintética una buena muestra de sonidos y de instrumentos:

    También os invito a visitar el blog Viento de los Andes, donde hay ideas y comentarios muy útiles para intentar construir de forma sencilla un shakuhachi:

    Construcción de un Shakuhachi (hochiku)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: