Tierra de Vientos

septiembre 2, 2013

Tierra de vientos (quenas)Tierra de Vientos es una revista on-line bilingüe sobre música y cultura andinas. Explora tanto la música como los intérpretes y compositores, los instrumentos, los ritmos, las tradiciones, la tierra y la gente. La calidad de los textos, de las imágenes y de la gráfica hacen de esta revista sin duda algo muy diferente y destacado en el panorama heterogéneo de los muchos recursos digitales, una fuente increíble de información y de divulgación, realmente una referencia. La revista es integralmente on-line y multimedia, y está poblada de enlaces que integran y asocian el material disponible en la revista así como los recursos externos, generando una red de datos y de estímulos. Este año Tierra de Vientos ha publicado un número monográfico dedicado a la quena, integrando textos, imágenes, vídeos, y enlaces, en un volumen de absoluta referencia para quien se acerque a este instrumento. Edgardo Civallero, que edita la revista desde Madrid junto a Sara Plaza, nos cuenta sus ideas…

¿Cuáles son los objetivos y perspectivas de Tierra de Vientos?

La revista nació con el propósito de “divulgar la música andina”. Pronto comprendimos la dificultad de lograr nuestro objetivo si aislábamos la música de sus diferentes contextos. Nos resultaba imposible, por ejemplo, hablar de “música para quena” y no hacer ninguna referencia a sus principales intérpretes y compositores, a la historia de esa música y del instrumento, a los lugares en los que esos sonidos nacen y crecen, a cómo ha ido evolucionando el repertorio, a las leyendas y tradiciones, a las fiestas tradicionales (o no) en las que las quenas hacen las delicias de músicos y audiencias … De modo que Tierra de Vientos decidió abordar todos esos aspectos con cierta profundidad, intentando que los contenidos, si bien divulgativos, tengan la misma seriedad y solidez que los de una publicación académica. Las nuevas tecnologías nos permiten publicar tales contenidos en línea, y los divulgamos de forma libre y gratuita, lo cual significa que las dos personas que hacemos Tierra de Vientos trabajamos “por amor al arte”.

¿Cuáles son los retos de la divulgación musical on-line, los problemas y las dificultades principales?

Creo que el reto de la divulgación online es entrelazar cuidadosamente la suficiente de información (académica o no) sólida y contrastada, con los recursos que ofrece la web, de manera que el lector no termine perdido en un laberinto sino encontrando distintos caminos y andando el suyo propio. En el caso de Tierra de Vientos, condensamos y resumimos muchísima información en unos cuantos párrafos, y agregamos enlaces para aquellos que deseen profundizar y ampliar esos contenidos. Un reto extra es ir acotando la enorme extensión y diversidad del “mundo andino”, que no se limita al área central (Perú, Bolivia y aledaños) ni a dos culturas (Quechua y Aymara), sino que abarca desde el extremo norte de Colombia hasta la Tierra del Fuego e incluye numerosas sociedades originarias diferentes. La principal dificultad a la hora de editar Tierra de Vientos es conseguir documentos multimedia que ilustren y complementen lo que decimos. En algunos casos, es tremendamente complicado (por no decir imposible) obtener sonidos o vídeos de determinado instrumento o ritmo, bien porque no existen grabaciones, bien porque son de una calidad terrible, o bien porque los que existen están ultra-protegidos por numerosos derechos de autor. Además, precisamos materiales que garanticen su permanencia en la red; es por ello que preferimos vídeos o imágenes de galerías, colecciones de audio o canales de vídeo que se pronostican “estables” (investigadores, instituciones, etc.).

¿Cómo te documentas para preparar el material tan completo y detallado que presentas en la revista?

Es un proceso largo. En principio cuento con una base de conocimientos personales que me permiten bosquejar grosso modo cada número (todos los números son monográficos).Tierra de vientos (charango) A partir de ese esquema comienzo la exploración bibliográfica, tanto entre mis propios materiales como entre aquellos disponibles en la red. Una vez escrito y contrastado el artículo en sí, lo complemento con las secciones de información, imágenes, audios y videos. Con las reseñas discográficas el proceso es un poco más complicado. Debo revisar mi propia discoteca (alrededor de 3000 ejemplares, estrictamente andinos), seleccionar un conjunto amplio de trabajos, escucharlos y elegir los que, a mi parecer, representan mejor el tema que estamos tratando (lo cual significa dejar de lado muchos LPs y CDs valiosos). En las reseñas intento ser lo más serio posible, aunque no puedo, de ninguna manera, ser “objetivo” o “imparcial”. Mi subjetiva opinión, aunque bien fundamentada, está allí presente. Y otro tanto ocurre en los textos que escribo.

¿Cuál es el estado actual de la música andina y latinoamericana?

El espectro de “músicas” en América Latina en general y los Andes en particular es tan amplio que creo que nunca podrá decirse de ellas y de su “estado actual” otra cosa que no sea “¡están maravillosamente vivas!”. Más allá del territorio de los grandes canales de distribución comercial, existe, a nivel regional y local, un universo sonoro bastante desconocido: desde los conjuntos de roncadoras del norte del Perú y los pinguyos del sur de Ecuador hasta las antaras de los chunchos peruanos, los silbatos jantark’i bolivianos o las flautillas de Pascua del noroeste argentino. Por no hablar de las docenas de agrupaciones de tarkas, mohoseños, sikuris, pinkillos y quenas que pululan alrededor del lago Titicaca, y cuyos modos tradicionales de interpretación dejan pequeño a cualquier artista andino del mainstream. La posibilidad actual de explorar esas músicas nos permite abandonar las viejas “escuelas” o “corrientes” en las que, por mucho tiempo, estuvimos encasillados, y lanzarnos a la aventura de descubrir otros intérpretes, otros estilos, otros sonidos… Esto último es muy válido, sobre todo, en el caso de la quena en Europa, que parece encadenada a repetir las interpretaciones de algunos músicos emigrantes de los 70′ (Santillán, Ramos…) o las de sus sucesores actuales, cuando la interpretación de ese aerófono en la Sudamérica actual abarca docenas de estilos y registros distintos, todos ellos con su propia, particular belleza.

Tierra de Vientos (Mapuche)

2 comentarios to “Tierra de Vientos”

  1. Eduardo Vigo Says:

    Muy interesante la entrevista.
    Es verdad que la música popular o de raíz, no muere , sino que se expande como el viento. Muchos intérpretes y compositores latinoamericanos han triunfado y triunfan por Europa.
    Y se está reconociendo en nuestros días a esta música popular o de origen de una manera rotunda. Así, por ejemplo tenemos el Tango, el Flamenco o el Fado con los reconocimientos de ser Patrimonios inmateriales de la Humanidad.
    Lo mismo ocurre con la música andina. Música de sentimientos puestos a la artesanía. Nace de su tierra y se expandirá como el viento de una quena.

  2. Emiliano Bruner Says:

    Nunca mejor dicho, Edu! Viento y tierra …
    Después de Ollantay y siempre gracias a los estímulos de los documentos presentados por Edgardo en su revista, aquí otro experimento con viento andino y tierra ibérica, donde la quena de Lucho Cavour nos lleva glissando entre los campos de Castilla …


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: