Peter, 1919

enero 27, 2014

Pete Seeger Banjo

El Quitapesares

enero 15, 2014

Versión increíble y asombrosa … un ritmo impresionante en un laberinto de cuerdas … El Quitapesares es un joropo venezolano escrito por Carlos Bonnet. La versión para quena más famosa es la de los Markama. Clara, incisiva y didácticamente ejemplar  la versión en vivo y en solo de Vlado Urlich. Y ojo, que el nuevo numero de Tierra de Vientos trata justo de violines y … arpas!

Entre tandas

enero 5, 2014

Burgostango 2013 (EBruner)En los bailes de pareja hay dos personas que, aunque por un breve periodo de tiempo, comparten un camino. En el tango este camino suele ser una tanda, que según la elección del musicalizador puede durar en promedio entre nueve y doce minutos. Minutos en los que la pareja desarrolla anímica y físicamente un recorrido. En el baile a través de la música y del contacto estas dos personas comparten emociones y sensaciones. Es un momento de complicidad extremo, y requiere una entrega total, una fusión de los sentidos, de las intenciones, de los objetivos, con un compromiso del alma y del cuerpo. La piel ya no es barrera sino interfaz, los músculos se enlazan, las neuronas se extienden en el cuerpo ajeno, y los dos “sienten” juntos, compartiendo íntimamente espacio y movimiento. Es el baile, es el tango. Luego hay todo el resto. La milonga es templo social, centro de recreo, y banco de negocio, donde intereses y miradas se cruzan más allá de las fronteras de la pista. Creo que haya por lo menos siete tipos de tandas donde los objetivos del encuentro no tienen nada a que ver con emoción y arte.

Hay la tanda amistosa, que se baila para pasar un buen rato con alguien con quien te llevas bien, compartiendo alegría. Hay la tanda aburrida, que se baila porque la alternativa es quedarse sentado esperando que pase la noche. Hay la tanda de cortesía, que se baila para no herir a una persona, o para llevarse bien con los vecinos. Hay la tanda de negocio, que se baila para cuidar relaciones públicas y redes sociales. Hay la tanda de ensayo, que se baila para practicar pasos y técnica. Hay la tanda presumida, que se baila para lucir, para que se te vea, que se te note, para que la gente sienta admiración, o envidia. Y hasta hay la tanda inútil, donde todas estas razones no llegan a ser suficientes para gastar diez minutos de tu propia vida, pero la bailas igualmente.

Probablemente las tandas que se bailan en realidad son a menudo una mezcla de estas categorías, combinaciones de objetivos y de intereses. Y probablemente hay objetivos diferentes que esta lista no considera, porque la mente humana suele sorprender en sus motivaciones individuales. Son objetivos del baile que no se limitan al tango, pero quizás en el tango se exageran y se caracterizan más, considerando la increíble carga emocional que puede generar su melancolía y su poesía profunda. El baile no se puede aislar de su entorno social, siendo un producto mismo de este entorno. Pero hasta que punto realmente compensa compartir la intimidad del baile con alguien con quien no tenemos afinidad emocional? Cada uno tendrá sus limites, sus necesidades, y tomará sus decisiones sobre como y cuanto combinar las razones de un momento de baile. Pero quizás de vez en cuando no estaría mal intentar preguntarse cuales son nuestros objetivos, no solamente para no malgastar noches, sino sobre todo para afinar nuestro camino, entender con quien lo queremos compartir, y entender el verdadero papel que el baile tiene en nuestra vida.

***

Lo que es realmente importante es el camino,
y no la meta …

Quena business

enero 3, 2014

EuroquenaEn Europa las quenas no se suelen encontrar en las tiendas de música, a no ser que sea una tienda muy especializada y atípica. En las demás ni siquiera saben que es una quena, incluso a veces en tiendas grandes y bien reconocidas como referencias locales para músicos e instrumentistas. Y cuando saben de que va el tema, si preguntas entonces te miran como si fuera obvio que, a pesar de tener instrumentos complejos y heterogéneos, no tratan este genero de negocio. Cuando se encuentran quenas suelen ser instrumentos de poco valor con colorines para turistas, generalmente desafinados y destinados solo a una función de adorno como regalo étnico barato, pensados para acabar en una mesilla en plan reliquia o en la cesta de los juguetes abandonados. Y hasta aquí vale, hay que reconocer que la música andina hoy en día en Europa no goza de un momento florido, y donde no hay mercado no hay pedido. Choca un poco que, de todas formas, hay instrumentos muchos más sectoriales que no faltan nunca en las tiendas de música, y que a pesar de esto dudo sujeten un mercado solido y continuado.

La quena es un instrumento barato, sencillo, muy portátil, y que puede tocarse en cualquier genero musical, con lo cual aunque no haya gran negocio se supone que puedan siempre esconderse un par de ellas en el rincón de un cajoncito de una tienda de música. Lo que sorprende entonces no es la escasa disponibilidad, sino la ausencia. Pero lo que es todavía mas inexplicable es que entre aquellos instrumentos que en cambio son casi siempre presentes en las tiendas de música destaquen … el charango y los sikus. Charango y siku son instrumentos mas complejos de la quena, más caros, más difíciles de cuidar,  y que con más dificultad se salen del marco de la música andina. Total, por lo menos en muchos Países europeos, de los instrumentos típicos de los Andes aquello que es más versátil, más barato, y más sencillo, es también el que es más difícil encontrar en los circuitos comerciales. El mercado de la quena hoy en día se basa en lutieres especializados, pequeñas empresas locales, amistades y conocidos, y en el boca a boca amplificado por las posibilidades de Internet.

En mis frecuentes (y no siempre agradecidas) preguntas a los gestores de las tiendas he conseguido solo dos tipos respuestas para entender esta situación. Primero, charangos y zampoñas tienen un valor de adorno patentemente más vistoso de las quenas, y por esto se venden mucho como “objetos étnicos”. Lo cual es cierto, aunque hay que reconocer que la calidad de estos instrumentos no siempre es tan mala como para destinar el objeto a un escaparate. Segundo (y aquí el tema se hace más interesante) charangos y zampoñas simplemente están en los catálogos de los proveedores, y las quenas no. Total, la elección solo hasta cierto punto es de la tienda, que más bien se adecua a patrones de mercado ya marcados por “los catálogos”. Sería interesante conocer los medios (cuantitativos y estadístico) con los que el mercado “siente” el negocio de los instrumentos musicales, y en que medida hasta pueda orientar los intereses del público. Saber si solo se trata de experiencia bruta e instinto mercantil, o si en cambio hay números que sirven para explicar y organizar las dinámicas y las lógicas de este negocio tan especifico. Que sea cruda selección o fina estrategia, en este momento los catálogos desatienden la gran variedad instrumental de la quena, marcando en otras direcciones la orientación del negocio andino en la vieja Europa.

Uke!

enero 1, 2014

Uke2014 (EBruner)El nuevo año ha traído un pequeño cachorro de ukulele a esta casa, y se lo agradezco mucho, que falta hacía! No sabía yo que este instrumento estaba en tan semejante momento de revancha. La cantidad de grupos, paginas web, productos, y recursos, es realmente asombrosa. Parece que la remontada ha empezado a finales de los ’90, para alcanzar a día de hoy un éxito realmente brutal. Los ciclos históricos siempre marcan épocas y cambios, latiendo según las dinámicas del comportamiento humano que resuenan entre factores asociados a las pautas generacionales y a las decisiones del mercado. Pero hay muchas razones para las que un instrumento como el ukulele se merezca este éxito redondo. Increíblemente barato, decisivamente portátil, y suficientemente autónomo y fácil para llegar a dar satisfacciones a cualquier nivel instrumental. Pierde evidentemente algo en las posibilidades armónicas cuando comparado con una guitarra, pero quizás le añade una componente rítmica importante. Lo cual hace del ukulele una perfecta compañía en cualquier estilo, en cualquier ambiente, en cualquier genero musical. Los guitarristas tenemos claramente una ventaja en el momento que decidimos meter mano al uke, pero al mismo tiempo también tenemos el vicio, y hay que cuidar evitar tocar el ukulele como que fuese una guitarra, generando una quimera que se parece a la mezcla entre una guitarra pobre y un ukulele histérico. Orígenes portugueses, y luego una evolución marcada por las dinámicas biogeográficas del aislamiento insular de las Hawái. Pues este blog da la bienvenida a Uke, abriendo una sección de la barra lateral dedicada a este instrumento, con recursos web que incluyen páginas donde aprender mucho y mucho más (como Uke Hunt), vídeos de artistas increíbles (como Jake Shimabukuro), y buenas referencias en español (como Ukulele Spain). Y sí, claro … tranquilos … en español se dice ukelele!