La Candelaria

diciembre 25, 2013

En la quena de Guillermo de la Roca, un homenaje a Roma, y al tiempo que se queda atrapado en sus raíces …

Anuncios

La Siete

abril 7, 2013

Guillermo de la RocaEl siete de abril de 1840 una insurrección tucumana acaba con mucha sangre y una cabeza colgada en la plaza principal. Siete de abril es también el nombre de un pueblo en la misma provincia. Pero no se sabe porqué la “Siete de Abril”, una de las zambas más hermosas y nostálgicas, se llama siete de abril. Andrés Chazarreta la registra a su  nombre en 1916, pero resulta que no es el autor. Los tucumanos dicen que es tucumana, los santiagueños que es  santiagueña. Y las letras no dejan pistas sobre su origen. Las versiones son tantas y tan diferentes que la Siete de Abril es símbolo y concepto, más que melodía. Una de las zambas más zamba, homenaje puro y melancólico a los tres tiempos, y no se sabe de que habla, de dónde viene, y quién la compuso. Pero es demasiado hermosa, demasiado encantadora, demasiado zamba. Y es por eso que el Siete de Abril, sin saber porqué, es desde hace mucho tiempo el día de la zamba argentina.

***

Guillermo de la Roca es el autor que quizás más me ha aportado hasta ahora en el camino de pasión, estudio, y conocimiento de la quena. A través de la increíble limpieza de su sonido y de la exquisita melancolía de sus temas ha sido el autor que, conjuntamente con otros nombres como Hugo Díaz y Raly Barrionuevo, me ha trasmitido el sentimiento y la pasión para la zamba. Me hubiera gustado mucho conocer una versión de La Siete con su quena. Pero la grabó con la travesera, dejándonos la versión más dulce y más amarga de ésta zamba increíble.